EL NACIMIENTO DE UN GIGANTE

T ranscurrían los últimos dí­as del año 1979. En esa época reinaba en el ambiente un aire de incertidumbre ocasionado por la situación tan difícil que estaba afrontando el país en el aspecto socio-económico.

La “Agencia Datsun S.A.”, (actual miembro de la Corporación -D-), y sus respectivos Departamentos, era la única empresa de este grupo que existía desde su nacimiento, más o menos 20 años  atrás.

El pequeño grupo de empleados que formábamos parte de la planilla de dicha Institución en ese entonces, necesitábamos organizarnos de alguna manera con el fin de oxigenar un poco nuestra deteriorada economí­a, y el de prepararnos para un eventual caos, ya que el futuro era incierto. Tanto era así, que por esos días la planilla se redujo en forma considerable.

La rotación del personal afloró por todos los departamentos, y la inquietud se apoderó de cada uno de los que aún quedábamos con vida. El fantasma del desempleo rondaba por todos los rincones, y cada día que pasaba, nos preguntábamos qué iba a ser de nosotros.

Ante tal situación una tarde, un grupo de empleados, en los que se incluía  este servidor, y con el aval de la alta dirigencia de la Empresa, formó una especie de comité, con el propósito de crear una Asociación de Empleados que nos permitiera ahorrar un pequeño porcentaje de nuestro salario, justamente con el objeto de estar preparados para cualquier eventualidad.

Un señor de apellido Delgado, Agente de Ventas, y ex funcionario de una Cooperativa de Taxis de San José, formó parte activa de dicho Comité, y él con su vasta experiencia en el ramo, nos asesoró para poner en práctica nuestro plan de visitas a cada uno de los departamentos instándolos a unirse a la Asociación, e indicándoles entre otras cosas, los grandes beneficios que nos deparaba el hecho de formar parte de ésta.

Luego de un sinnúmero de reuniones el mencionado comité pro-Asociación, convocó a todas las personas interesadas a una especie de Reunión/Asamblea, con el firme propósito de formalizar y legalizar la “Asociación de Empleados de Agencia Datsun”.

Cabe mencionar que previamente la Empresa nos habí­a autorizado a tal reunión, y que de formarse dicha Asociación, estarí­a anuente a participar en la misma aportando un porcentaje adicional al salario de cada asociado para incrementar su ahorro, (lo que hoy se conoce como aporte patronal), y a brindarnos su apoyo irrestricto hasta donde fuera posible.

Por fin, una tarde del mes de abril del año mil novecientos ochenta, en el edificio que recién se habí­a construido y hoy alberga las oficinas de la Asociación, y Recursos Humanos, se llevó a cabo la magna Asamblea con el fin de formar la Asociación de Empleados, con la participación de 14 funcionarios.

Esa tarde después de 4 horas de deliberación, se creó oficialmente lo que hasta hace poco se denominaba… “ASOCIACION DE PREVISION Y SOCORRO MUTUO DE EMPLEADOS DE CORPORACION D- Y AFINES”, y que hoy día es la ASOCIACION SOLIDARISTA DE EMPLEADOS DE CORPORACION D Y AFINES. Al mismo tiempo se redactó el “Acta Constitutiva de la Asociación”, y los dieciséis artí­culos que la conforman.

En esa primera Junta Directiva, este servidor formó parte en lo correspondiente a la Suplencia del Fiscal propietario. Como en todo empresa que nace, siempre el comienzo es difí­cil. Los primeros dos años, fueron de lucha incesante para mantener con vida nuestra querida Asociación.

Hubo momentos en que parecía que la barca se iba a pique. Pero, sacando fuerzas de flaqueza y con la gran ayuda y el aporte que nos brindaba la Empresa en esos momentos de crisis, amén del esfuerzo titánico que cada miembro de la Junta Directiva ponía en sus obligaciones, y la comprensión demostrada por cada uno de los asociados vigentes,  lográbamos enderezar nuestra ruta.

Necesitábamos efectuar algunas actividades para atraer más asociados, para recaudar fondos, para cumplir con los propósitos para los cuales fue fundada la Asociación.

Entre otras cosas, para contrarrestar un poco la dificultad presentada para adquirir los productos de la canasta básica, dada la crisis vivida en esa época,  se creó en forma temporal una especia de “Abastecedor”, donde se le daba la oportunidad al asociado a que comprara sus abarrotes en forma quincenal rebajado de planillas, y brindándole el transporte del mismo.

Por otro lado, se visitaban almacenes, zapaterías, librerí­as, y se lograba rebajas sustanciales en los precios a crédito especialmente en épocas especiales, como diciembre, semana santa, ingreso a clases, etc.

Asimismo, se llevaban a cabo diversas actividades sociales como: bailes conmemorativos de la Independencia, de Halloween, algunos bingos, torneos deportivos de fútbol entre Departamentos etc.; incluso en ocasiones se organizó la tradicional “Carrera anual de la Asociación” de 10 kilómetros, que se efectuaba a fin de año, contando con la participación de muchos asociados hombres y mujeres.

Todas estas actividades eran promovidas por la Asociación, con la única finalidad de mantener la paz, la armoNí­a y la buena relación entre los Asociados. Con el correr de los años, cada vez más personas se afiliaban, conscientes de que las necesidades afloraban por los cuatro costados, y que el hecho de pertenecer a la Asociación, era garantí­a de estabilidad socio-económica.

La Asociación iba creciendo.

C ada vez que se acercaba la celebración de la Asamblea de Asociados de inicio de año, haciendo el corte de operaciones a Diciembre anterior, era común escuchar en los corrillos a los afiliados hablar acerca de las utilidades a repartir, como producto de todas las actividades llevadas a cabo durante el periodo,  tanto en el orden deportivo, social, y otros como rifas, préstamos, etc.

Posteriormente se nos presentó la magnífica oportunidad de adquirir una finca de una hectárea en Playa Jacó, que contaba con una casa vieja grande que podía albergar hasta 20 personas, llena de árboles frutales, y que la Agencia Datsun (propietaria de la misma), nos la cedió a un costo bastante cómodo, con el fin de que la remodeláramos, y utilizáramos como lugar de recreación, y diversión para los Asociados.

Con el paso del tiempo, aquella casona vieja de madera, que albergó tantos asociados y familiares, y aquella pileta (usada como piscina), fueron demolidos para dar paso a lo que  hoy en dia es el “Complejo Vacacional de Jacó”, que consta de 6 lujosas cabinas totalmente equipadas con capacidad para 10 personas cada una, con una piscina grande para adultos y otra pequeña para niños, que son la envidia de muchos lugares turísticos de la zona, con amplias zonas verdes, árboles frutales, con mucho calor humano, y sobre todo con tarifas increíblemente bajas, al alcance de todos los bolsillos de nuestros asociados.

Hoy dia, nuestra Asociación cuenta con mil cien miembros activos, (aproximadamente un 65% del total de la planilla de la Corporación), y la meta es cubrir hasta un 90%. En los últimos trece años, se ha crecido en un 104 % en afiliaciones, y se ha triplicado las utilidades con respecto a los años anteriores.

En las Asambleas anuales efectuadas con el correr del tiempo, los asociados hemos gozado de sana diversión, así­ como la oportunidad de ganarnos grandes premios según la suerte de cada uno. Incluso, en algunas ocasiones, se efectuó una rifa de un automóvil cero kilómetros a un costo módico por acción y de esa asamblea, algún asociado salí­a estrenando vehí­culo.

En la actualidad, nos sentimos complacidos de poder disfrutar de una serie de servicios que redundan en beneficio de nosotros y nuestras familias. Citamos entre otros, algunos de ellos…

– Finca de Recreo de Jacó  que cuenta con todas las comodidades como ya se mencionó.

 Clí­nica Dental Asocorpd, ubicada en el Edificio de la Agencia Datsun e inaugurada en julio del 2001. Esta Clí­nica Dental nace con la idea de brindar salud dental a todos los asociados y familiares directos. Actualmente cuenta con más de 600 pacientes entre miembros y familiares de todas las empresas de la Corporación y brinda todo tipo de tratamientos.

 Fondo de mutualidad, el cual brinda ayuda en el caso de muerte de familiares directos del asociado.

– Sistema de créditos, a través de estos usted puede ver realizado sus proyectos personales, de estudio, de salud o de vivienda, con atractivas tasas de interés y cómodas cuotas quincenales.

– Póliza colectiva de vida para tranquilidad de su familia, en caso de que ud. les falte, puede adquirir una de éstas pólizas con la opción que más le convenga, aportando una pequeña cuota mensual deducible de planilla.

– Seguros de vehí­culos. Despreocúpese de trámites engorrosos en caso de un accidente con su vehículo. Adquiera fácilmente un Seguro de Vehí­culos con una módica prima mensual que se le rebaja de planilla para su comodidad.

– Sistema de créditos rápidos. Si se le presentara la necesidad de un financiamiento urgente, acuda con toda confianza a las oficinas de la Asociación y en un abrir y cerrar de ojos le tramitan el préstamo deseado, de acuerdo a su disponibilidad. Además de todos estos servicios, la Asociación le brinda la oportunidad de adaptarse a un sistema de…

– Ahorro voluntario.
– Ahorro escolar.
– Ahorro para pago anual de marchamo.
y muchísimos beneficios.

Amén de todo esto, se ha abarcado todas las compañí­as afines a la Corporación, permitiéndole esto ampliar su horizonte.

Debemos dar gracias infinitas a los Señores Aizenman por su enorme apoyo a la Asociación, sin el cual, definitivamente hoy no existié­amos. Gracias de corazón, a todos los que, durante mas de 30 años de vida de la Asociación, han colaborado desinteresadamente en algún puesto de la Junta Directiva, en algún Comité auxiliar, o en algún otro tipo de labores afines.

Nuestro sincero agradecimiento al personal administrativo de la Asociación, cuya labor durante tantos años ha sido encomiable para nuestro engrandecimiento.

Y sobre todo MUCHAS GRACIAS a ustedes queridos Asociados, por su comprensión en los momentos difí­ciles que a menudo afrontamos.
Definitivamente han sido un baluarte colaborando como un solo equipo.

A los compañeros que aún no tienen el privilegio de formar parte de esta gran familia, o que por alguna razón se han retirado de la misma, los invitamos a que recapaciten, a que lo analicen. La Junta Directiva y la Administración de la Asociación está en la mejor disposición de asesorarlos y orientarlos.
MIL GRACIAS A TODOS

Por
Juan Bello Obando
Asociado fundador
Empleado numero 11178
22 Enero de 2011